dimecres, 28 de novembre de 2012

Miedo

No soy tu almohada,
ni sé dar consejos,
sólo hablo de sentimientos...
No seré tan atrevida,
puedes oír tu propia voz...

La duda te invade,
te sientes aturdida.
No sabes si huir
o mantenerte ahí...
Tienes miedo...
Miedo a estar lejos...
o tan cercana.
A sentirte aquí,
o tan lejana...
Miedo a sentir
Miedo a sufrir.
A lamentar su ausencia
o gozar su presencia...
Miedo a perderle
estando presente.
Miedo a encontrarle,
estando distante...
La duda te invade
estas confundida,
Trata de no pensar
tan sólo disfrutar...
Escucha tus propias palabras,
aquellas que salen del alma.
Lo que dice el corazón,
que suele tener razón.
Estan en sintonía,
en perfecta fusión...
Ellos te guiarán,
jamás te fallarán...
Lo que sienten, es verdad,
no los quieras controlar...
Disfruta los momentos
y olvida los lamentos.
Vuelve a sentirte viva
y saborea lo que te da la vida.
No tengas miedo...
Puedes sentarte a esperar,
lo que tenga que ser, será...
O luchar por lo que crees,
y apostar por lo que quieres
si sientes que lo mereces.
Sólo si arriesgas, podrás ganar...
y si no, lo perderás
No tengas miedo...
"Sólo se puede dudar de lo que se piensa, jamás de lo que se siente..."



1 comentari:

  1. Es lógico dudar ante una decisión pero el miedo, en todo caso, puede surgir tras tomarla. La decisión para ejecutar un deseo hay que basarla en el beneficio que te puede reportar, no en los miedos a una situación embarazosa o a prejuicios sociales.
    Muy femenino el tema.

    ResponElimina