divendres, 10 d’abril de 2015

Recuerdos

(...) La he visto frente al lago esta mañana, recostada en el cerezo. Tenía los ojos de un rojo enfurecido. La maldita alergia -me ha dicho-.
Es cierto. El polen inunda el agua cristalina en primavera y hasta puede teñir las lágrimas, en mañanas como esta. Yo he visto resbalar por las mejillas auténticas lágrimas amarillas.
Aunque diría que ése rojizo tendía más a otra tonalidad: a rojo recuerdo...

De lo que no estoy seguro es si el recuerdo se le había metido en el ojo o si ya lo llevaba dentro y ahora florecía en llanto primaveral, como queriendo tintar de excusa su triste mirar (...)

©Nía Murtal


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada