dimarts, 28 d’abril de 2015

Si me abres

No dejes restos de mí
guardados en la nevera
por si un día -sediento y con ganas-
tus labios me reclamaran.

Si me abres
bébeme entera.
Y vuelve a abrirme mañana
otra vez...

O no me abras.

Que la ambrosía merece un gourmet
y no un sediento de puro placer.

© Nía Murtal


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada