dimarts, 2 de juny de 2015

Amanece

Amanece.
Maldigo el despertador,
los efectos del café, del baile,
del vino...
Y a éste corazón que se anticipa a la razón,
que responde por impulso
que me empuja a caer del mundo.
Y te maldigo.

Entonces, te miro.
Olvido la canción que aún resuena en mi cabeza
y conviertes resaca en poema

Y bendigo
Lo inconscientes que somos, a veces,
las horas ganadas al tiempo
y los instantes que olvidamos
que nos hemos desayunado el festivo

que se ha hecho tarde
que pierdo el tren, la cordura
y la cabeza...

Y que me gusta
andar sin ellas !!

© Nía Murtal

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada